Pues sí, el café, la fotografía y la comunicación tienen algo en común que puede afectar seriamente a su calidad ¿Ya has descubierto de qué se trata? Correcto, se trata de los filtros. Como en el buen café y en la fotografía de calidad, la clave en la comunicación también reside en la buena elección del filtro.

La comunicación es algo cotidiano y permanente en nuestras vidas, por eso en ocasiones cuesta pararse a pensar en la cantidad de decisiones que tomamos mientras nos estamos comunicando. Decidimos cuándo nos comunicamos, con quién, en qué lugar… eso con suerte, porque muchas veces lo que hacemos es expresar lo primero que nos viene a la cabeza, con quien sea ¡y en el lugar menos indicado! Y es que a veces las emociones nos secuestran y nos cuesta darnos cuenta de cómo podríamos haberlo hecho mejor hasta que ya es demasiado tarde.

Dedicar tiempo a conocer y comprender nuestro estilo de comunicación, a descubrir cómo funciona el proceso mientras nos comunicamos y a practicar un tipo de comunicación más efectivo es una de las mejores decisiones que podemos tomar. La formación en Comunicación Consciente es tu aliada para tomar el control de tu comunicación y disfrutar de una expresión más auténtica ¿Te apuntas?

Más información…

Marisa Durán · Consultora y Formadora en Desarrollo Vital

¿Quieres estar informado sobre nuestras charlas gratuitas, cursos y actividades?

Suscríbete para recibir toda la información.

Suscribirme