La menstruación dolorosa es un trastorno que vivimos aproximadamente el 30% de las mujeres en edad reproductiva y la Reflexología Podal puede ser nuestra aliada para aliviar las molestias tanto físicas como emocionales.

Cada mujer experimenta de forma diferente y con diferente intensidad las alteraciones físicas como el dolor en el bajo el vientre, en la zona lumbar e incluso náuseas o diarrea. También podemos notarnos la barriga hinchada y, en algunos casos, un fuerte dolor de cabeza. Además, es sabido que a nivel emocional nos afecta y podemos sentirnos especialmente sensibles, con tristeza y facilidad para llorar, con ansiedad e incluso irritabilidad.

Aliviar todos estos efectos es posible gracias a esta técnica específica de la Reflexología podal Evolutiva, que nos ayudará a equilibrar nuestro estado emocional y físico trabajando los sistemas endocrino, hormonal y el sistema nervioso central. Es una técnica que favorece el equilibrio y el bienestar, reduciendo en algunas personas hasta un 80% el dolor menstrual.

¿Quieres estar informado sobre nuestras charlas gratuitas, cursos y actividades?

Suscríbete para recibir toda la información.

Suscribirme