Me gustaría compartir con todos la experiencia de una alumna que para mí fue una gran Maestra. A sus 76 años se apuntó al curso de Reflexología Evolutiva a través de los temperamentos, en cada clase era consciente del trabajo que tenía que hacer y lo mejor de todo es que lo hacía. NUNCA ES TARDE PARA CAMBIAR, tengamos la edad que tengamos.

Una experiencia durante el curso Reflexología temperamental podal Mayo 2017:

Soy una mujer de 76 años haciendo un curso con Rafi Tur en Málaga 2016-2017. Durante el fin de semana 20-21 de mayo 2017 hemos aprendido el temperamento tierra.

Cuando hablábamos sobre la gestación y como había sido la nuestra, según lo que conocemos, yo de repente pensé que yo no fui bienvenida al mundo… como mi madre quedó embarazada por una casualidad, ella no quería tener hijos ni casarse con mi padre, pero lo hizo por necesidad.

Ignoro como ella vivió su estado de embarazo, pero lo sé es que su vida cambiaba totalmente en todos aspectos. Era durante la guerra mundial, todo era difícil. Lo único que ella me había contado es que el parto fue muy rápido y fácil.

Durante mi infancia y juventud yo siempre estuve recordando que yo fui la causa de su tragedia y su mala vida con mi padre. Creo que mi padre la amaba, pero ella no fue capaz de amar a nadie, ni de expresar sus sentimientos, sin contar sus frustraciones.

El día 21 de mayo al final del curso, esta vez nos pusimos tiras y cross tape. Tuve una tira sobre la columna en el pie izquierdo y un crosstape justo en el punto del parto. La tira me cayó el día siguiente, pero el cross tape me quedó por 5 días, aún con muchas duchas y sudor de gimnasio.

Desde el 22 de mayo tuve dolores de espalda y en el abdomen, como dolores de regla o de parto. Tenía sueños sobre partos. Tuve flujo vaginal durante los 5 días. Era para reírse ¡a mi edad!

Sentí curiosidad por lo que me pasó y lo tomé muy en positivo, como todo lo que he aprendido en el curso. Al final de la semana, conduciendo mi coche de camino a casa, de repente, me llegó un pensamiento, como un rayo en mi cabeza: Ya sé por que siempre he hecho todo para que todas las personas que he conocido en mi vida estén contentas… y por hacer cosas útiles siempre y hacer que haya cambios positivos. Es para justificar mi presencia en este mundo, para tener derecho a estar viva!

Después me sentí feliz, contenta y como si me hubiera quitado un peso encima, un peso que no sabía que existía. Estoy muy agradecida por la posibilidad de hacer este curso y por la experiencia de muchas cambios en mi vida durante el último año. GRACIAS.

Hanna

¿Quieres estar informado sobre nuestras charlas gratuitas, cursos y actividades?

Suscríbete para recibir toda la información.

Suscribirme